La impresión bajo pedido para la marcación de correas de caucho permite alcanzar iniciativas de fabricación Lean

 

Información del cliente:

Computype fue presentado a un gran fabricante de cauchos a mediados de los noventa en un congreso ejecutivo. Impresionados por el portafolio de Computype, ejecutivos de esta compañía le contaron acerca de los desafíos que enfrentaban en sus plantas de fabricación de correas de caucho en cuanto a la impresión serigráfica. Esta primera reunión fue el comienzo de una larga relación entre Computype y el fabricante de cauchos, trabajando juntos no solo para crear una mejor solución, sino para lograr un proceso de fabricación optimizado y más eficiente. Al volver del congreso, esta compañía empezó a trabajar con los ingenieros de Computype para resolver los desafíos que enfrentaban en aquella época.

El desafío:

Dicho fabricante de cauchos, como muchos otros fabricantes de cauchos, estaba usando la serigrafía para marcar placas de caucho, cuando conocieron a Computype. La alternativa principal a esta tecnología de impresión son las películas de transferencia pre-impresas, las cuales tampoco cumplían con los requerimientos de esta compañía. El mayor desafío que este fabricante enfrentaba en su búsqueda de una estrategia para la marcación del caucho era encontrar una forma eficiente de grabar información variables en el caucho bajo pedido. 

La serigrafía involucra grandes equipos, productos químicos nocivos y interrupciones frecuentes para imprimir datos variables. La mayoría de las compañías que utilizan la serigrafía limitan el proceso de impresión a un centro específico de impresión, ya que la mayor parte de los equipos no son móviles y los químicos usados requieren una buena ventilación. Este proceso requiere que los empleados se desplacen entre estaciones de trabajo y el centro de impresión para marcar las placas de caucho. Además, para acomodar la información variable, múltiples laminillas deben hacerse. Las laminillas son costosas y necesitan prepararse de antemano, y toman varias semanas en adquirirse. Esto hizo que la impresión de información importante como códigos de fechas, códigos de lote y códigos de barras fuera costoso y tomara mucho tiempo.

La pre-impresión es generalmente vista como más eficiente que la serigrafía pero también tiene sus desventajas. Los tiempos de entrega de los pedidos son usualmente de seis semanas y la información variable es difícil de incorporar ya que la información se graba de antemano. La incorporación de las fechas frecuentemente termina en desperdicios ya que las ordenes son hechos con base a las predicciones de volumen de producción, así, si su producción fue menor de lo que esperaba, las laminillas serán desechadas.  Otro problema con las laminillas de transferencia pre-impresas es su mayor potencial de error. Cuando los empleados necesitan asegurarse de que las laminillas pre-impresas están acomodadas apropiadamente y preparadas para su uso, hay más posibilidad de que se cometan errores. Si una laminilla inadecuada fuese escogida y aplicada a un bloque accidentalmente, el bloque entero necesitaría ser desechado.

Han sido ya más de dos décadas desde que Computype desarrolló una solución para los problemas que enfrentaba el fabricante, y durante los muchos años que han trabajado juntos, han encontrado que la solución a un problema abre las puertas a muchas posibilidades de mejorar. Ya que Computype es un socio dedicado, se ha mantenido en constante comunicación con este cliente para asegurar que sus soluciones estén trabajando de acuerdo a lo planeado y para respaldar otros esfuerzos continuos de mejora.

Nuestra solución:

TransMark RibbonDesde la primera vez que este fabricante de cauchos se puso en contacto con Computype para encontrar una solución a los retos que tenían con su impresión serigráfica, empezaron a trabajar con nuestros ingenieros para desarrollar una laminilla de transferencia que pudiera ser usada para llevar tinta de una impresora de transferencia térmica al caucho. El resultado fue una solución llamada laminilla TransMark. La laminilla TransMark permite que se hagan cambios instantáneos a los diseños de marcación, eliminando así los tiempos de espera por laminillas nuevas o pre-impresas. La laminilla se cargaba en una impresora de transferencia térmica estándar que pudiera conectarse a una computadora donde los datos se actualizaban antes de la impresión. La laminilla fue diseñada para soportar el proceso de vulcanización para que así los empleados pudieran aplicarla antes de este paso; se vulcanizaba la correa de caucho, se quitaba el desprendible y la tinta se habría transferido al caucho.  

Computype ayudó a esta planta de fabricación por casi dos décadas, proveyéndoles de las laminillas las cuales mejoraron considerablemente la eficiencia y la precisión de sus procesos al reducir la cantidad de impresión serigráfica requerida y permitiendo que se registraran datos variables mientras se simplificaban los procesos de impresión y aplicación.

Después de todos esos años, durante una visita de servicio de rutina, un nuevo desafío sale a la luz; la calidad de la impresión no era optima. Esto sucedía por un par de razones. La raíz del problema era que las impresoras de transferencia térmica están diseñadas para imprimir en papel o materiales sintéticos parecidos y no sobre laminillas de transferencia. Aunque los parámetros de la impresora pueden modificarse para acoplarse mejor a la superficie de la laminilla de transferencia, si no se hace correctamente, se puede dañar la impresora y poco a poco reducir la calidad de impresión. Estas impresoras tampoco están diseñadas específicamente para entornos industriales, lo que lleva a que puedan ser afectadas por factores inevitables como la acumulación de polvo.

La respuesta a este nuevo reto fue la Impresora TransMark, un modificado sistema de impresión por transferencia térmica diseñado específicamente para proporcionar una alta calidad de impresión en las laminillas TransMark en un ambiente industrial. Los ajustes de la impresora fueron pre-programados y estandarizados para asegurar la calidad de impresión sin riesgo de dañar la impresora. Esto también quita el problema al operario de tener que decidir cuales son los ajustes óptimos para obtener la calidad que necesita.

Los parámetros de ajuste pueden fijarse para que no ocurran cambios accidentales que afecten la calidad de impresión. Además de mejoras en la programación, se hicieron algunos ajustes a las partes móviles. Se ajustaron los controles de tensión, reduciendo la posibilidad de que se mueva o pliegue la laminilla, para mejorar la impresión y reducir el desperdicio. También se añadió un sensor a la cubierta de la Impresora TransMark, para prevenir su funcionamiento a menos de que la cubierta esté cerrada, y para evitar que se almacene polvo dentro de la impresora.

Poco después de que la Impresora TransMark fue presentada, otro desafío surgió. El fabricante de cauchos había introducido un segundo color a la marcación de sus productos. Con su nueva estrategia, la información de marca era impresa a color en un lado y la información variable a blanco y negro en el otro. Ellos lograron esto atando con cinta una laminilla de color al bloque de caucho, marcándola y repitiendo el proceso con el segundo color. Una vez que nos dimos cuenta del procedimiento detrás de su marcación a color, empezamos a trabajar juntos para desarrollar una forma más conveniente y práctica de lograr los mismos resultados utilizando la Impresora TransMark. Antes de nuestra intervención, su proceso requería que los operadores completaran el mismo proceso dos veces. Así que para ahorrar tiempo y dinero, desarrollamos una cinta de dos colores que consolidara el proceso en un solo paso, ahorrándoles más de $5.000 anuales solo en el costo de la cinta adhesiva.

A medida que esta compañía manufacturera de cauchos se acostumbraba a sus mejorados procesos se daban cuenta de otras posibles áreas a mejorar. Otro aspecto en el que Computype pudo ayudarles fue en el centro de impresión. Las instalaciones del fabricante de cauchos aún utilizaba este espacio para la serigrafía cuando era requerida, pero también tenía aquí las impresoras TransMark. Esto significaba que los empleados se desplazaban al centro de impresión para obtener las laminillas de transferencia antes de aplicarlas en sus estaciones de trabajo. Nosotros les ayudamos a crear un plan para traer las estaciones individuales de impresión a cada estación de trabajo de pre-curado para eliminar desplazamiento innecesario y posibles errores por parte del personal.

Como ayudó Computype:

Con el desarrollo de una solución única para un reto especifico de un gran fabricante de cauchos, Computype pudo notar áreas que podían mejorarse y trabajó conjuntamente para ayudarles a hacer sus procesos tan eficientes como fuese posible. Al ayudarles a crear un sistema de impresión bajo pedido, desarrollar una cinta de dos colores y llevar sus impresoras a sus estaciones de trabajo, Computype les asistió en la optimización de sus procesos de fabricación, y a la vez mejorar la calidad y precisión.

La fabricación Lean se trata de eliminar el desperdicio, no solo basura, sino el desperdicio de todo tipo. Computype ayudó a esta compañía a optimizar sus operaciones reduciendo el desperdicio de tiempo, de recursos, el desplazamiento de empleados y el inventario general.

Cuando Computype presentó la laminilla TransMark al fabricante de cauchos, sus empleados no tuvieron que hacer más la tarea engorrosa, repetitiva y estresante de la impresión serigráfica al mismo nivel que antes lo hacían, ahorrando tiempo y desplazamiento del personal. Ellos aprovecharon la eficiencia de la laminilla introduciendo la Impresora TransMark la cual mejoró la precisión y la calidad de impresión, reduciendo el desperdicio de material.

Después de la introducción de la impresión bajo pedido con cinta de dos colores, ellos pudieron aumentar más la eficiencia y reducir el desperdicio de material. El proceso de dos colores que este fabricante seguía antes de la cinta especial involucraba hacer el proceso dos veces, doblando la cantidad de tiempo y materiales usados. El fabricante de cauchos se dio cuenta que podía reducir el tiempo de labor y el uso de cinta adhesiva un 50%.

Una vez que las estaciones de impresión se integraron, se redujo el desperdicio aun más. Se eliminaron los excesos de movimiento de la estación de trabajo al permitir que los artículos se entregaran directamente desde la bodega a cada estación de trabajo individual cuando así se necesitara en lugar de desplazarse cada día o hacer viajes repetidos al centro de impresión. La opción para los empleados de imprimir justo antes de marcar el caucho también redujo el potencial de error, disminuyendo el desperdicio de recursos.

Computype sigue visitando esta planta manufacturera cada tres meses para el mantenimiento rutinario de las impresoras. Estas visitas regulares crearon un canal abierto de comunicación entre las dos compañías, permitiendo a Computype no solo velar por soluciones anteriores sino también continuar descubriendo y solucionando nuevos desafíos.

Pudo haber tomado muchos pasos, pero en el caso de este fabricante de correas de caucho, Computype ha podido encaminarles hacia una fabricación Lean, ahorrando tiempo valioso y presupuesto con un solo producto; la Impresora TransMark. Computype continua escuchando y evaluando las necesidades de sus clientes en un esfuerzo para lograr relaciones de beneficio mutuo.

rubber belt

 

 

Otras lecturas

Esta listo para solicitar una consulta gratis?

RESERVE UNA CONSULTA
Socios de confianza
EPSON
ZEBRA
NiceLabel
cab

Computype

 

© Computype 2020 Todos los derechos reservados.
Por favor vea nuestro Politique de confidentialité, Utilisation des cookies, Conditions
Sitemap